Estructura

 

MÓDULOS

Cada uno de los tres módulos tiene una finalidad específica:

Módulo 1 - reconocer e identificar la propia capacidad creativa de manera holística y con la finalidad de realizar una higiene vital.

Módulo 2 - reconocer e identificar la propia capacidad creativa, a través de la diagnosis de límites, posibilidades, capacidades, habilidades, talentos y ubicación en el momento presente.

Módulo 3 - utilizar la propia capacidad para generar un proyecto creativo de vida.

 

Cada módulo tiene identidad propia, abre y cierra un proceso específico. Por ello, pueden ser realizados los módulos por separado.

 

Realizar los tres módulos implica un trabajo más amplio y profundo con la propia capacidad creativa. En el módulo 1, hay un enfoque en el bagaje histórico personal (pasado), con la finalidad de despejarlo y preparar el “terreno creativo” interior. En el módulo 2, el participante se sitúa en su presente y se hace consciente de sus posibilidades creativas. En el módulo 3 se trata de proyectar el futuro, reinventándose a sí mismo desde el proceso anterior.

 

Cada módulo cuenta con variadas tipologías de actividad, que revelan un camino metodológico basado en las 5 semillas para hacer de la propia vida una obra de arte. El contenido de cada una de estas actividades varia según las finalidades de cada módulo.